viernes, 9 de mayo de 2008

Día tranquilo



Con el objeto de comentar en alto las experiencias diarias, y de archivar reflexiones y observaciones, comienzo a recordar lo más notable de esta mañana.

Ha sido relajada, he visto un caso de migraña con aura visual, sin destellos, solo se le nublaba la vista, había anticonceptivos de por medio, era una chica joven.

Repasando una angiografía, la imagen de un infundíbulo de la salida de la comunicante posterior, me hizo pensar que podía ser un aneurisma, hasta que me lo aclaró la neurorradióloga. Por lo visto es una variante anatómica, susceptible de sangrar, aunque de bajo riesgo, pero no abordable con técnicas de embolización.

Otro paciente que me viene a la memoria es el que ha venido varias veces por insomnio, combina un síndrome de piernas inquietas con mioclono nocturno, que por fin ha mejorado al combinar ropirinol y rivotril. El insomnio es una de las patologías frustrantes para el médico y cargantes para el paciente. Me recuerda a los acúfenos. ¡Qué vacío de terapias satisfactorias en estas dos cuitas!

La radio deportiva recalca las miserias actuales del Barca, mañana más.

No hay comentarios: